Tejidos vasculares o conductores. Xilema
 

Es el encargado de transportar de sustancias no elaboradas (savia bruta) a través de todo el cuerpo de las plantas traqueophytas. En las plantas que no poseen tejidos vasculares como las BRIOPHYTAS (musgos), Talophytas (algas, hongos y bacterias) no sucede este proceso.

El xilema es el principal tejido conductor de agua y de sustancias inorgánicas (minerales) y el floema es el tejido conductor de las sustancias alimenticias de una parte de la planta a otra. O sea, los principales tejidos componentes del sistema vascular están representados por el xilema y el floema.

La importancia fisiológica y filogenético del sistema vascular y su destacado papel entre los elementos estructurales del cuerpo de la planta determinó la segregación taxonómica de las plantas provistas de dicho sistema, formando el grupo de las llamadas plantas vasculares.

Xilema:

Al estudiar los meristemos primarios observamos, que el procambium se localiza dentro del embrión como una banda diferenciada que rompe la continuidad del meristema fundamental o básico, el origina corteza y médula.

El xilema o leño que se diferencia en el cuerpo primario de la planta, se denomina xilema primario.

Si la planta es de tal naturaleza que después de terminar el crecimiento primario forma tejidos secundarios mediante la actividad del cambium vascular, el xilema formado por este meristemo constituye el xilema secundario.

El tejido más interno de la estela o cilindro central, adyacente a la médula si la misma está presente, es el xilema primario.

Este es un tejido compuesto por los siguientes por los siguientes elementos:

Traqueidas

Son las células vasculares donde cada una de ellas queda limitada por membranas transversales primitivas conservando, por lo tanto, la integridad inicial de sus membranas por lo que se les llama vasos cerrados.

Estos vasos son simples células muertas, alargadas y generalmente aguzadas en los extremos, las paredes son delgadas en ciertas regiones alcanzando considerable espesor en otras, producido por la presencia de engrosamientos locales internos.

En la mayoría de las Gimnospermas y algunas Angiospermas menos evolucionadas las traqueidas son los únicos elementos conductores de agua y además sirven como elementos de sostén.

Tráqueas

Son células vasculares donde el enlace de una fila de células superpuestas se produce por resorción de las membranas divisorias primitivas (por lo que también se llaman vasos abiertos).

Por lo antes expuesto, entendemos que una tráquea no es una sola célula, sino un tubo formado por una serie de células cilíndricas muertas, las mayorías de las cuales han disuelto las paredes de los extremos. Estos tubos en el xilema primario, como las traqueidas, presentan engrosamientos locales internos que pueden ser que pueden ser de los siguientes tipos: anular, espiralado, escalariforme y punteado.

Las tráqueas tienen la pared mucho más engrosada y generalmente lignificada.

Haciendo una comparación entre las traqueidas y las tráqueas vemos que difieren en que las traqueidas poseen células imperforadas, únicamente provistas de pares de puntuaciones en sus membranas, mientras que las membranas de las células que forman las tráqueas están perforadas en ciertas áreas de contacto con otras células. De este modo los elementos de los vasos se unen unos con otros, formando largos tubos continuos, por ello, las traqueidas son células aisladas tubulosas y las tráqueas son tubos relativamente anchos, amplios más raramente estrechos.

Fibras del xilema primario (células esclerenquimáticas).

Las fibras del xilema primario se derivan del procambium. Son células alargadas con paredes engrosadas totalmente y por lo general, puntiagudas en los extremos; en algunos casos tienen hasta 1m de largo pero no es lo común. En ocasiones el engrosamiento de la pared celular es tan grande que la cavidad (lúmen) de la célula casi desaparece.

Cuando las fibras han alcanzado su longitud completa y el máximo del engrosamiento de la pared, los protoplastos mueren. Antes de que esto ocurra las paredes se impregnan de lignina.

Esta modificación química de las paredes produce un aumento de la fuerza y dureza del vegetal.

Frecuentemente, las fibras son muy elásticas y se pueden estirar mucho sin perder su capacidad de recuperar su tamaño original.

Células parénquimaticas xilemáticas:

Las células del parénquima están mezcladas con los otros elementos componentes del xilema primario. Estas células forman radios medulares por los filos verticales de células vivas en el xilema.

El parénquima asociado con los tejidos vasculares primarios se origina en el procambium.

Las células parénquimaticas xilemáticas pueden ser largas, con contenido variado de sustancias como almidón, grasas, taninos, cristales y otros.

En sus paredes únicamente se encuentran pares de puntuaciones simples.

Xilema secundario

El xilema secundario también está constituido por varios elementos:

Traqueidas, tráqueas, células parénquimaticas, radios medulares y en ocasiones células secretoras.

Por lo general aparece en las Gimnospermas y en las plantas Dicotiledóneas con crecimiento secundario, y se origina por divisiones tangenciales de las células del cambium vascular, las que se encuentran ordenadas paralelamente a los radios del cuerpo secundario de la planta.

El leño, como también se le denomina, presenta generalmente sus células lignificadas, o sea, con membranas duras y rígidas; en las Dicotiledóneas se componen comúnmente de tres clases distintas de tejidos, con membranas más o menos lignificadas:

  • Cordones longitudinales de vasos muertos
  • Cordones longitudinales de fibras leñosas (esclerenquimáticas).
  • Cordones longitudinales y radiales (en los radios medulares) de células parénquimaticas.

Los vasos están representados por traqueidas y tráqueas, las que sirven para el transporte de agua y le proporcionan gran resistencia al tallo. Las traqueidas están formadas por elementos muy amplios y cortos. Estos vasos son del tipo escalariforme o punteado.

Se considera que en las Dicotiledóneas las Traqueidas y las fibras llegan a ser considerablemente más largas que las células de las cuales derivan.

Las fibras leñosas son, por lo general, muy estrechas y largas, con los extremos aguzados y con las membranas gruesas provistas de escasas punteaduras. En dichas fibras el contenido protoplasmático ha sido reabsorbido.

Tílides

En las partes más profundas del leño de muchas plantas, por ejemplo de Ficus, Vitis, Quercus, se pueden observar pequeñas hernias en el interior de los vasos leñosos que los obstruyen en mayor o en menor grado, los cuales se le denomina tílides. Son formados por abolladuras de las membranas de células parénquimaticas que se hallan siempre circundando los vasos en forma de anillo y que pueden vaciarse completamente o transformarse en elementos reservantes, acumuladores de almidón. Se desarrollan a través de los pares de puntuaciones que relacionan las células parénquimaticas con los elementos traqueales.

 
© Universidad de Granma. Grupo de Informática Educativa. Todos los derechos reservados.