“El dolor que nos une a Raúl: el Presidente y el hermano”

Categoría: Noticias Publicado: Martes, 06 Diciembre 2016 Escrito por Comunicación

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: MS.c. Ailyn Hernández Milanés

La noticia tenía que darla él, solo él podía comunicar tamaño dolor al pueblo de Cuba, aunque su corazón estuviera maltrecho por la despedida. No podría afirmarlo, pero al verlo allí, tan solo supuse que esa oficina era el último lugar en el que quería estar. A esa hora y con ese dolor, quizás se hubiera sentido más aliviado entre los suyos, rodeado de sus hijos, sus nietos, sus bisnietas, sus amigos, los compañeros de lucha que aún le dan pelea al tiempo y sus recuerdos. Pero el General de Ejército, el Presidente de Cuba, debía desprenderse de su condición de hermano, tenía que ser fuerte y anunciarle al mundo que Fidel, nuestro Fidel, el Fundador de la Revolución Cubana: había muerto.

Es grandioso el aporte personal de Fidel a las luchas de Cuba y el Mundo, con sus ideas y sus sueños unieron a miles de países. La historia te ha absuelto y de allí nadie te sacará, quedarás en nuestras mentes porque nos enseñaste que las ideas no se matan; seguirás como leyenda viva en el corazón de todos los cubanos.

Quiso la historia que dejaras de respirar el 25 de noviembre, fecha en la que también decidiste salir en el Granma desde México, también ha querido la historia que este 2 de diciembre, descansaras en tierras granmenses por donde llegaste con la luz de la libertad. Fueron razones suficientes para rendirte homenaje en Bayamo, Ciudad Monumento, la tierra de tu Himno, la tierra donde los agradecidos te acompañaremos hoy y siempre. La misma tierra que luego del cortejo fúnebre que mereces, se fundió con la caravana de la libertad, esa en la que llegaste a La Habana, anunciando la libertad de Cuba. La histori te premia porque tú eres la Historia viva.

Tengo la fe inmensa de que pronto a nivel mundial aparezcan banderas con tu imagen y la de Chávez como las que ya existen con la imagen del Che. Porque ahora estarán juntos para siempre en el corazón de América Latina y el Mundo.

Prefiero recordarte así, porque seguirás siendo el hombre de pueblo, el guía, el padre, el amigo, el ser humano inmenso que llevas dentro, porque sencillamente eres FIDEL.

Solo espero que este dolor indescriptible pase pronto, así como el paisaje gris de una tarde de invierno. Tengo la esperanza de que tu ejemplo sea mi guía y mi sustento.

Del cedro perdurará todo, sus raíces, su tronco, ramas y hojas; su olor, su sombra y su voz y ahora tú: caguairán eterno. El Caguairán no ha caído, sigue lanzando en la Sierra el grito de ¡Patria o Muerte! Y junto al Che te decimos: Hasta la victoria siempre!!!!

                             

Facultad de Humanidades - Dpto. Comunicación Institucional

Visto: 2730