Homenaje a Celia en la sede Blas Roca.

Celia Sánchez Manduley fue combatiente revolucionaria, política e investigadora. Integró el Movimiento 26 de Julio durante la Guerra de Liberación Nacional de Cuba desde donde organizó, por orientaciones de Frank País, la red clandestina de campesinos que fue vital para la supervivencia de la guerrilla dirigida por Fidel Castro que desembarcó por el sur de Oriente el 2 de diciembre de 1956 y que se convertiría posteriormente en el Ejército Rebelde.

Cumplió importantes misiones en el abastecimiento de la guerrilla y luego se convirtió en combatiente directa. Tras el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 asumió importantes tareas y responsabilidades, siendo participante activa de los momentos más trascendentales de las primeras décadas del período revolucionario, años en los que se dedicó a recoger y organizar toda la información referente a la lucha guerrillera. Fue miembro del Partido Comunista de Cuba desde su creación hasta su fallecimiento. Por su labor es conocida como la flor autóctona de la Revolución.

Celia nació en Media Luna el 9 de mayo de 1920. Durante la Guerra de Liberación Nacional se dedicó a recopilar toda la documentación de la lucha en la Sierra Maestra, posibilitando la creación de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado en 1964.

Cada año, este día, se le rinde homenaje a la guerrillera incansable y amiga de Fidel, por lo que en la mañana de hoy estudiantes y trabajadores de la sede Blas Roca protagonizaron un matutino especial en honor a nuestra Celia, la mujer de todos los tiempos.

MSc. Alina González Menéndez.
Dpto. Comunicación Institucional

Please publish modules in offcanvas position.