Tejidos meristemáticos
 

Son tejidos embrionarios capaces de diferenciarse o perpetuarse; es decir, se multiplican activamente para formar los tejidos adultos diferenciados (crecimiento y especialización) y a su vez originan nuevas células meristemáticas. Los meristemas permiten que se produzca el crecimiento de las plantas en sentido longitudinal y diametral. El crecimiento longitudinal, también llamado crecimiento primario, se produce por la acción del meristema apical; mientras que el crecimiento diametral o en grosor, también denominado crecimiento secundario, se produce por divisiones que ocurren en el cambium vascular y, en menor proporción, en el cambium cortical.

Clasificación:

Según la posición topográfica en la planta:

Apicales: localizados en el ápice de los órganos (tallos, raíces, glándulas, etc.) que forman.
Basales: localizados en la base de los órganos (p.e., espinas) que forman.
Intercalares: situados entre células diferenciadas (maduras), contribuyendo al crecimiento en ambos lados.
Laterales: localizados en la periferia de los órganos, favoreciendo el crecimiento en grosor.
Axilares: son los meristemas apicales de las yemas, situados en las axilas de las hojas.

Según la naturaleza de las células que lo forman:
Primarios: provienen directamente de células que nunca han perdido su capacidad de división. (derivados de células embrionarias).
Secundarios: se originan a partir de células diferenciadas que nuevamente adquieren su capacidad de división..

Según el tiempo de aparición (secuencia de formación) en la planta:
Primarios: son los meristemas apicales del tallo y raíz presentes originariamente en el embrión y son capaces de producir los tejidos primarios .
Secundarios: se originan a partir de tejidos primarios por desdiferenciación. Producen los tejidos secundarios .

Características de las Células Meristemáticas.

Son células Indiferenciadas, pequeñas e isodiamétricas (excepto cámbium vascular). forman tejidos compactos, sin espacios intercelulares, gran núcleo (difuso) y poco citoplasma, pared celular delgada constituida de pared primaria y lamela media. (Algunos poseen campos de poros 1 os), no poseen inclusiones citoplásmicas y con pocos orgánulos: abundantes ribosomas libres y dictiosomas, retículo endoplásmico (liso y rugoso) escaso. miitocondrias escasas y con pocas crestas, presentan proplastidios.

Meristemas Primarios (facilitan el crecimiento en longitud). Tipos.

Cuando ya la planta está formada, el tejido meristemático sólo se encuentra localizado en determinadas regiones del vegetal llamadas “zonas de crecimiento”, que conservan indefinidamente su carácter embrionario y su capacidad de división. Estas zonas se localizan en las yemas del tallo y en la región subterminal de las raíces. Los meristemos que aparecen en el extremo de los brotes o yemas y permiten el crecimiento en longitud de la planta, reciben el nombre de meristemos apicales.

Entre éstos se encuentran la protodermis, el procambium, el meristema fundamental o básico.

Meristemas apicales: situados en los ápices de brotes y raíces (tanto principales como laterales), aquí se incluyen los meristemas caulinares, encargados del crecimiento del tallo, ramas y hojas y los meristemas apicales radicales, que son los responsables del crecimiento de las raíces.

Meristemas intercalares: situados en la base de los entrenudos de las ramas. (Aparecen más tarde en el tiempo).

Meristemas apicales caulinares:

Meristemas apicales radicales (yemas radicales):

Periciclo: Meristemo remanente propio de la raíz que se sitúa en la periferia del cilindro vascular. Colabora en la formación del cortex secundario, incluida la peridermis , del cambium vascular , y de las raíces laterales.

 

Meristemas Secundarios. Tipos. Se hacen cargo de facilitar el crecimiento en grosor.

El cambium vascular : Es un meristemo lateral formado por una monocapa cilíndrica de células situado en aquellos tallos y raíces que van a sufrir engrosamiento secundario. Sus células son de dos tipos : iniciales fusiformes e iniciales radiales, y se dividen en un plano tangencial al tallo o raíz. Las fusiformes dan lugar hacia el interior a células que se diferencian como xilema II y hacia el exterior a células que se diferencian como floema II . Las radiales dan lugar a parénquima . El cambium vascular del tallo se origina de dos formas: Bien a partir de células de procambium presentes entre el xilema I y el floema I, dando lugar al cambium fascicular , bien por desdiferenciación de células parenquimáticas de los radios medulares, dando lugar al cambium interfascicular .

El cambium fascicular: es el cambium vascular que se forma a partir del procambium situado entre el xilema y el floema primarios de los haces vasculares.

El cambium interfascicular : Es el cambium vascular que se forma por desdiferenciación de células del parénquima radiomedular, es decir, del parénquima situado entre los haces vasculares .

El cámbium suberógeno o felógeno : Meristemo lateral presente en los tallos y raíces de las plantas con engrosamiento secundario. Es una monocapa cilíndrica de células formada por la desdiferenciación de una capa de parénquima cortical subepidérmico. Por división tangencial estas células generan hacia el interiór la felodermis y hacia el exterior el suber (corcho).

 

 
© Universidad de Granma. Universidad Central de Las Villas. Todos los derechos reservados.